6 consejos para ser feliz sin tener dinero

¿Se puede ser feliz con poco dinero? ¿Te lo has preguntado alguna vez? Hoy te respondemos ante tal misterio.

Hay personas que necesitan de mucho mensualmente: ya sea para su comida, el transporte, la universidad, el trabajo, la familia, los hijos, las parejas, los amigos, las actividades, los hobbys y mucho más. Pero también hay otras personas que viven con poco y son igual o más felices que las de la primera categoría.

¿Quieres saber cómo? Hay estrategias y mecanismos para sentirse mejor con menos. Solo tienes que estar dispuesto a trabajar y a darle amor al asunto. ¿Te crees preparado para esto?

Los mejores consejos para ser feliz sin dinero

1- Aprende todo lo que puedas

El conocimiento es tan infinito e inagotable que puedes pasarte la vida aprendiendo cosas nuevas y tratando de ponerlas en práctica y traspasárselas a otros.

Trata de absorber y aprender de cada persona que cruce tu camino, de cada circunstancia que te ocurra a ti o a la persona que tienes al lado, trata de observar, escuchar, tocar, conocer cada parte.

2- Cuida a tus seres queridos

Los seres queridos ayudarán a que tu camino por la tierra sea más fácil y placentero. Tener vínculos de amor y amistad te harán muy feliz y alimentarán tu alma día a día.

Dale atención a cada vínculo, dale amor y dedicación a cada relación y trata de fortalecerla cada día más, de generar un espacio de contención, apoyo y cariño con los que te rodean.

3- Se agradecido

Agradecer lo que tienes te hará sentir muy bien, te dará gratificaciones y energías positivas. Tómate el tiempo de agradecerle a tus seres queridos, a tus compañeros, a tus amigos.

Agradecer es importante y hace que todo lo que tienes a tu alrededor se siga repicando, siga sucediendo y puedas seguir así disfrutando de cada cosa hermosa que te rodea. 

4- Se generoso

Otra puerta a la felicidad es la solidaridad y la empatía. Pensar en los demás, en sus necesidades, en sus deseos y sus pasiones. Tener en cuenta al otro, a su contexto, a su realidad y tratar de ponerse en su lugar.

Esta transferencia nos ayudará a comprender y a aprender a dar. Siempre que puedas ayuda, escucha, contiene, acompaña, da. Todas estas acciones te atraerán otras muy agradables.

5- Valora lo que tienes

Otro punto importante es la valoración de las cosas que nos rodean. Cómo estamos, con quién estamos, cuándo estamos y mucho más si lo valoras te sentirás muy feliz.

La plata no puede comprar todo. Los vínculos puros y las relaciones sinceras solo se darán si valoras aquello que tienes y si lo compartes y lo agradeces. ¡Ponlo en práctica!

6- Trabaja en tu propia calma

Y por último pero no por eso menor: trabajar con tu propio equilibrio. Tu calma, tu parsimonia, tu estabilidad emocional, mental y espiritual. Es muy importante que te sientas bien y que te sientas a gusto.

A veces la vida puede ponerse difícil pero está en ti poder tener la calma para respirar y acomodarte. Para poder soltar aquello que debas soltar y seguir adelante.

Comments

comments

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*